Una madre de Arizona enfrenta el desafío de proporcionar trasplantes de corazón para sus tres niños pequeños: ‘Sobreviviendo a lo Desconocido’.

En Peoria, Arizona, la madre llamada Sara Siqueiros, junto con su esposo Jason, se encontraron enfrentando una experiencia desgarradora cuando sus tres hijos fueron diagnosticados con miocardiopatía restrictiva antes de cumplir los cuatro años. Esta rara condición requirió trasplantes de corazón para cada uno de los niños, sumergiendo a la familia en una montaña rusa emocional durante los últimos cinco años.

Una madre de Arizona enfrenta el desafío de proporcionar trasplantes de corazón para sus tres niños pequeños: 'Sobreviviendo a lo Desconocido'.

Inicialmente, en enero de 2018, su hija Isabel, apenas nueve semanas después del nacimiento de los gemelos, fue la primera en ser diagnosticada. Al principio, se pensó que era crup, pero fue ingresada al Hospital Infantil de Phoenix cuando su condición empeoró, revelando el grave diagnóstico. Isabel recibió su nuevo corazón en mayo de ese año, pero las preocupaciones de sus padres no terminaron ahí.

Una madre de Arizona enfrenta el desafío de proporcionar trasplantes de corazón para sus tres niños pequeños: 'Sobreviviendo a lo Desconocido'.

A pesar de que las pruebas iniciales no mostraron signos de la enfermedad, los gemelos, Jason y Jaxon, fueron diagnosticados más tarde con miocardiopatía restrictiva. La alegría de la familia se convirtió rápidamente en miedo cuando Jason sufrió múltiples paros cardíacos a la edad de solo un año, lo que llevó a su diagnóstico y al descubrimiento de que Jaxon también tenía la condición. Ambos niños recibieron marcapasos para controlar sus condiciones y se sometieron a trasplantes de corazón, siendo el paro cardíaco de 40 minutos de Jason el que generó la necesidad urgente de un trasplante.

Una madre de Arizona enfrenta el desafío de proporcionar trasplantes de corazón para sus tres niños pequeños: 'Sobreviviendo a lo Desconocido'.

A pesar de los inmensos desafíos, Sara expresa su gratitud por cada día pasado con sus hijos. Sin embargo, el viaje no estuvo exento de emociones encontradas. La familia lidió con sentimientos de alivio y culpa cada vez que recibían noticias de un potencial donante de corazón, al darse cuenta de que la supervivencia de su hijo resultaba de la pérdida de otra familia. Se aseguran de honrar a las familias donantes, a pesar de no recibir respuestas a sus cartas.

Hasta ahora, Isabel, Jaxon y Jason están haciendo muy bien, siendo monitoreados de cerca por un cardiólogo en el Hospital Infantil de Phoenix. Se han adaptado a una nueva normalidad,

Una madre de Arizona enfrenta el desafío de proporcionar trasplantes de corazón para sus tres niños pequeños: 'Sobreviviendo a lo Desconocido'. asistiendo a la escuela y disfrutando de actividades cotidianas como jugar en su tobogán acuático y seguir sus intereses en superhéroes y videojuegos. Mientras su salud requiere monitoreo y medicación continua, la familia Siqueiros atesora cada momento de la resistencia y progreso de sus hijos.

Like this post? Please share to your friends:
Buenas noticias